31.5.16

Un rito personal para invocar la felicidad de vuelta

Fue hace tantos meses que ya ni me acuerdo bien, pero recuerdo que decidí bordar estas caritas sonrientes, una por día, mientras las cosas volvían a la normalidad. Un rito personal para invocar la felicidad de vuelta, para hacer más llevadera la espera... Al final fueron 65.

Otro día, cuando todo había pasado, las vendí en una feria. No les tome más fotos, solo esta con mi teléfono viejo.

.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...